Evis SENER

¿Quién se beneficia con las Evaluaciones de Impacto Social de SENER?

La Reforma Energética de 2014 fue el nacimiento formal de las Evaluaciones de Impacto Social (EvIS) en México. Previamente, eran solo un componente de las Manifestaciones de Impacto Ambiental, una sección donde se abordaba muy someramente el tema social. En su momento, este requerimiento resultó novedoso, pues si bien en ocasiones se solicita de forma simplificada en giros como el desarrollo inmobiliario, el formato, contenido y alcances de la Evaluación de Impacto Social requerida por la Secretaría de Energía (SENER) es de amplio espectro.

Tradicionalmente, en nuestro país los intereses de las comunidades, donde se desarrollan proyectos de infraestructura, se han negociado en términos individuales con dueños, ejidatarios o sus líderes y la empresa. En general, no se tiene registro de acuerdos que prioricen el diálogo colectivo o el conocimiento profundo de los interlocutores, sino que impera el poder económico como herramienta única o central en la negociación. La experiencia ha mostrado que este tipo de relaciones está perdiendo vigencia y efectividad, en distintos países, giros y etapas de los desarrollos de infraestructura.

Sobran ejemplos de los efectos que tienen las malas decisiones respecto a la consideración social de los proyectos de infraestructura. Casos emblemáticos como el proyecto del aeropuerto de Atenco, Estado de México, o el proyecto hidroeléctrico La Parota, en Guerrero o la carretera Siglo XXI en Morelos evidencian que, además de retrasos en operaciones, los proyectos con alta conflictividad social frecuentemente son cancelados teniendo fuertes implicaciones económicas, desprestigio para el constructor, generando un alto descontento social y por lo tanto repercusiones políticas significativas en las zonas intervenidas, además de una importante pérdida de recursos materiales de los promotores.

Otros casos, no tan sonados, han llegado incluso a denunciar violaciones de derechos humanos, asesinatos o persecución, así como daños irreversibles al capital social de comunidades en las que se llevan a cabo.

La Evaluación de Impacto Social es una vía que, bien implementada, puede ser utilizada para prevenir el conflicto, para cuidar al entorno comunitario y lograr mejores operaciones industriales. La Evaluación de Impacto Social, de acuerdo a la International Association for Impact Assessment (IAIA), “incluye los procesos de análisis, monitoreo y manejo de las consecuencias sociales intencionales o no, sean estas positivas o negativas, de intervenciones (políticas públicas, programas, planes, proyectos) planeadas y cualquier proceso de cambio social provocado por estas intervenciones.” 1

Las Evaluaciones de Impacto Social deben buscar centralmente no solo la preservación de las condiciones sociales del entorno del Proyecto, sino trazar vías para que pueda contribuir a una mejor calidad de vida de las comunidades, hacer que el beneficio no sea exclusivamente para los inversionistas, sino que se logre socializar el éxito.

1 International Principles For Social Impact Assessment SIA principles por Frank Vanclay

Evaluaciones de impacto social

Para las empresas, el hecho de no analizar, prever, procurar y monitorear a la comunidad puede representar daños económicos significativos, de acuerdo con estudios2 enfocados en industrias extractivas. Estos costos se centran en temas de seguridad, modificación al proyecto inicial, administración de riesgos, daños materiales y pérdida de productividad, entre otros. Aunque es difícil cuantificar económicamente el conflicto con la comunidad de forma homogénea, este estudio calcula, por ejemplo, que un bloqueo de siete días en la ruta de abasto de un proyecto energético, en un país de Medio Oriente, que interrumpió operaciones, tuvo un costo de USD$20,000 por día. Este tipo de costos pueden se prevenidos o minimizados al procurar una relación de respeto, cordialidad y acuerdos con la comunidad en tiempo y forma.

2. Davis, Rachel and Daniel M. Franks. (2014) Costs of Company-Community. Conflict in the Extractive Sector. Corporate Social Responsibility Initiative. Consultado el 30 de abril de 2016 en Mossavar-Rahmani Center or Business and Government

Adicionalmente, hacer Evaluaciones de Impactos Sociales conviene a los promoventes pues abre las puertas para encontrar financiamiento de organismos internacionales comprometidos con Principios de Ecuador y aquellas instituciones que ya tienen incorporados en sus lineamientos de desempeño los rubros de impacto social.

Si además de cumplir con un requisito, te interesa aprovechar todos los beneficios de realizar una Evaluación de Impacto Social, acércate a nosotros.